La activación del sector de la construcción en España

Juan Ramón Catalina, Director Ejecutivo de Top Architects España nos da su opinión

El empresario chino Wang Jianlin, según opinión de Top Architects “parece que lo tiene claro, comprará a buen precio, invertirá algo de tiempo y dinero en poner en valor el edificio, lo rehabilitará y lo arrendará y buscará ser nuevamente ejemplo de obtención de buenas rentabilidades una vez lo saque al mercado.”

El grupo inmobiliario grupo Dalian Wanda del empresario chino Wang Jianlin es la primera compañía de inversión extranjera, desde el estallido inversionista del pasado mes de julio de 2013 con la entrada de fondos distress, que intenta comprar un gran volumen de m2 en edificación en España al que hay que realizarle unas obras importantes previas para su puesta en valor.

El multimillonario ha ofrecido al Santander 260 millones por el Edificio España, en el centro de Madrid. Con más de 76.000 metros cuadrados, 117 metros de altura, y 28 plantas. Es considerado el primer rascacielos de España (año 1953). Esto lleva implícito el riesgo de la realización de unas obras de rehabilitación importantes, con sus trámites urbanísticos incluidos.

Los fondos de inversión inmobiliaria tanto distress como estratégicos aún no se han atrevido con las obras, se limitan a deuda, créditos fallidos e inversiones inmobiliarias con altos porcentajes de arrendamientos. Están tomándose la crema del café, inversiones rápidas en rentabilidad inmediata, a muy buen precio y recuperables en dos o tres años (distress). Pero pronto se acabará. La suerte es que aún habrá márgenes, más razonables y ya a medio plazo, los inversores Core, estratégicos, están ya aquí, estudiando el resto del café.

Los edificios existentes en alquiler en las zonas “prime” estarán saturados a finales de año, habrá que comenzar a poner en valor los edificios deteriorados de estas zonas susceptibles de ser arrendados el próximo año. Eso implicará rehabilitación y una puesta en marcha del sector construcción. Un tiempo más costará que las inversiones salgan de las zonas prime pero saldrán, y más teniendo en cuenta que el criterio para el arranque es que los primeros inversores compran más barato y por tanto consiguen mejores rentabilidades.

El chino Jianlin parece que lo tiene claro, comprará a buen precio, invertirá algo de tiempo y dinero en poner en valor el edificio, lo rehabilitará y lo arrendará y buscará ser nuevamente ejemplo de obtención de buenas rentabilidades una vez lo saque al mercado.

Nos toca a los españoles poner en marcha de nuevo el sector construcción demostrando a estos nuevos inversores que estamos a su nivel, que los que quedamos sabemos lo que se juegan estas nuevas empresas. Los grandes beneficios del boom inmobiliario que absorbían todo tipo de desviación ahora ya no existen y las rentabilidades, y por tanto el interés de los inversores, dependen de la precisión del coste, plazo y calidad de la construcción.

Por supuesto que las rentabilidades de estas inversiones dependen también del precio de compra, pero qué mejor momento para los precios que éste, con solo un interesado, el señor Jianlin. Veremos donde estamos en unos meses, desde luego si observamos los miles de millones, no cientos, de euros que se han movido en España desde el pasado mes de julio de 2013, cualquier cosa puede ocurrir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>