Bancos e Inversores internacionales le pierden el miedo a las obras

Si la semana pasada el grupo inmobiliario grupo Dalian Wanda del empresario chino Wang Jianlin, compraba el enorme Edificio España para rehabilitarlo, esta semana el fondo Anchorage Capital está negociando la compra del gran complejo Castellana 200, que requiere la construcción de un gran hotel de cinco estrellas.

Anchorage Capital, un fondo de carácter oportunista presente en el mercado español desde hace un año con inversiones como una importante participación en el accionariado de Viscofán y la compra del 50% de la deuda del grupo químico La Seda, está cerrando la compra del complejo Castellana 200 que cuenta con dos edificios de oficinas, un centro comercial, un parking y un hotel pendiente de construir.

Hace tres años, Reyal Urbis ahogada por los tradicionales problemas financieros generados por la crisis, se veía avocada a paralizar las obras del complejo del Paseo de la Castellana. La situación desembocaba en una pérdida de valor inmensa, lo que en un futuro podría tener un gran valor se iba a convertir en una obra a medias de esas que dan tanto miedo a cualquier inversor por los problemas ocultos que entrañe.

Los bancos que financiaron la operación, Santander, Sabadell, BBVA, Banco de Valencia y Bankia, tomaron  la valiente iniciativa de reactivar el proyecto, para ello contaron con la ayuda de un empresario de prestigio, Rafael Santamaría, máximo accionista de Reyal Urbis. Entre todos fueron capaces de crear una nueva compañía que finaliciase el complejo proceso de inversión.

Finalmente llega el momento de recoger los frutos del trabajo bien hecho, los bancos implicados ya no son tales dado que la Sareb heredó la participación de Banco de Valencia y Bankia, pero tras las provisiones obligadas por el gobierno estos años atrás, sobre todo este tipo de adjudicados, hacen que el dinero de la venta con certeza se considerara como una buena inyección de beneficios en las diferentes contabilidades.

En los próximos días, meses y años tendremos muchas noticias de este tipo, solo en la licitación de este edificio ha habido más de veinte inversores interesados, que por supuesto se han quedado sin el pastel pero que siguen necesitando dulce.

La puesta en valor de los activos es una labor fundamental que hay que llevar a cabo si pretendes deshacerte de ellos, los inversores están empezando a aceptar el reto de  finalizar parte de la construcción, pero debe ir acompañado de rentabilidad. Las inmobiliarias de bancos, el Sareb, deberían tomar nota de este inmejorable ejemplo e intentar deshacerse de sus activos de forma combinada,  unos en buena rentabilidad junto a otros por desarrollar.

Para esto las fórmulas son complejas, es necesario un buen entorno de profesionales conocedores de todo el proceso, buenos profesionales de la banca inmobiliaria, del sector promoción, del sector construcción, pero estos están ahí, cada día salen a relucir, son los responsables de realizar todas estas operaciones que vamos conociendo.

Efectivamente la crisis va dando sus frutos, la gran selección de profesionales, sus reubicaciones, han conseguido que los mejores sean los que nos comiencen a desahogar y operaciones de tanta complejidad sean posibles. Seguro que serán capaces de seguir gestionando activos, transaccionándolos rentablemente para que su necesaria puesta en valor requiera la activación definitiva de lo que queda del sector construcción que ahora sí, no puede fallar y deberá estar a la altura de todos estos profesionales.

Por Juan Ramón Catalina, Director Ejecutivo de Top Architects España

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>